¿Por que nos enfocamos siempre en lo negativo?

Existe una especie de adicción en el ser humano por concentrarse en lo negativo, llamémoslo “focalización en el problema”. Para que me entienda le pondré un ejemplo simple y posiblemente cotidiano:
Imagine que su hijo llega a su casa con las notas de la escuela. Ha sacado una nota sobresaliente en un curso como letras, tres intermedias y una mala calificación en matemáticas. ¿A qué dedicaría Usted su tiempo como padre?
11 estudios a cerca del tema demostraron que los padres dedicaban su atención en un 99.3% a esa mala calificación en lugar de centrarse en lo bien que le fue al hijo en la otra materia.
Y es que así sucede con todo en sus vidas, siempre creen que hay algo que está mal y que tendrían que intentar arreglarlo, en lugar de fijarse en lo que ya se está haciendo bien y enfocarse en perfeccionarlo aún más.
Mi recomendación es que deje de tratarse de esa forma y que recuerde este ejemplo la próxima vez que le toque auto-evaluar su vida porque le aseguro que la mayoría no alcanza éxitos notables porque principalmente están enfocados en lo que está supuestamente mal, que finalmente es lo mismo que empeñarse en mirar el camino que todavía no recorrió en lugar de enfocarse en los pasos que ya dio.
En estos estudios casi todos los padres reaccionaron diciendo:
Buscaremos un profesor o tal vez tendríamos que castigarlo; debemos tenerlo encerrado estudiando hasta que recupere esta nota. Sin embargo, casi ningún padre dijo, «cariño, has tenido un sobresaliente en esta asignatura. Realmente debes tener facilidad para esta materia. ¿Cómo podríamos aprovecharla? O ¿cómo la potenciamos?».
¿Qué tipo de padre quiere ser Usted para sí mismo, para su vida y para con los que tiene alrededor?
EXPLÓTESE en aquellas fortalezas que ya domina en lugar de torturarse tanto con sus debilidades. Eso no es ni rentable ni saludable.
Querido, enfóquese en lo bueno y sin importar dónde es que está parado en este momento siga caminando porque el tiempo pasa y cada porción de él debe estar bien enfocada en aquello en lo que Usted YA BRILLA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *